Recomendaciones para combatir el estrés y cuidar tu salud física y mental

Frases como “¡qué estrés!”, “estoy estresado”, “he tenido días muy estresantes” se suelen escuchar diariamente en boca no solo de adultos, sino incluso de niños y adolescentes. Las personas recurren a este término para expresar que se encuentran agobiados, cansados y sobrecargados de actividades. Pero, realmente tanta gente se encuentra estresada o se está mal interpretando la definición. 

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el estrés es “un conjunto de reacciones fisiológicas que prepara el organismo para la acción. Es un sistema de alerta biológico necesario para la supervivencia.”

Por tanto, cualquier cambio al que se enfrente una persona puede generar estrés, y este a su vez ocasionar alguna enfermedad.

Debes tener presente que no siempre el estrés es malo; pues muchas veces estas reacciones y cierto grado de presión te permiten buscar la mejor manera de ser creativo, de sobresalir y esto te lleva a alcanzar objetivos. 

Sin embargo, cuando no se logra salir del momento de presión y esa incomodidad comienza a sacar a la persona de control y ésta incumple con sus responsabilidades, irrespeta las horas de comer, descanso y hasta de esparcimiento, es allí que comienza un verdadero problema.

Para que no te ocurra, sigue estas recomendaciones:

– Ríete. La risa aumenta la frecuencia cardíaca, oxigena la sangre y libera endorfinas que dan sensación de bienestar.

– Exprésate. No te calles las cosas, di lo que sientes y piensas. Guardarse los sentimientos es perjudicial para la salud.

– Ejercítate. La actividad física ayuda a liberar endorfinas y relaja los músculos. Algunas actividades pueden ser, manejar bicicleta, unirse a un grupo de bailoterapia, etc. 

– Aprende a decir que no. Ponle un alto a las tareas si te sientes agobiado y no aceptes más responsabilidades de las que ya posees.

– Ayúdate. Puedes recurrir a vitaminas y suplementos que te ayuden a reducir el estrés y la ansiedad.

– Reduce el consumo de cafeína porque es un estimulante que incrementa la ansiedad. 

– Dar y recibir cariño. El contacto físico ayuda a liberar oxitoxina y reduce el cortisol. Acariciar, dar besos, abrazar y tener relaciones sexuales, ayudan a aliviar el estrés.