Hace 51 años Magallanes conquistó el primer título regional para Venezuela

Consejo de Seguridad ONU debatió amenazas de terrorismo en la pandemia
11/02/2021
Reverol y Corpoelec evaluaron estabilización del Sistema Eléctrico Nacional
11/02/2021

El 10 de febrero de 1970, el equipo de béisbol Navegantes del Magallanes conquistó el primer título para Venezuela en la Serie del Caribe, al derrotar en el último encuentro cuatro carreras por tres a los Leones de Ponce, representantes de Puerto Rico.

El estadio Universitario de Caracas fue la sede de la XIII edición del torneo, que se disputó entre el 5 y 10 de febrero de ese año.

En una serie que se jugó con apenas tres equipos (Venezuela, República Dominicana y Puerto Rico) el conjunto venezolano concluyó con registro de siete victorias y tan sólo una derrota.

En el segundo lugar, quedaron los Leones de Ponce con marca de 4-4 y los Tigres del Licey, en el debut de equipos dominicanos en el certamen, finalizaron terceros con marca de 1-7.

Esta victoria fue considerada en su momento, como una de las grandes hazañas del deporte nacional, y llegó luego de que seis representantes de Venezuela (Caracas, el mismo Magallanes, Valencia, Pastora, Oriente y Rapiños) fracasaran en busca de la corona en las 12 anteriores ediciones del evento.

Para el Magallanes, la satisfacción fue por partida doble, porque en la temporada 1969-1970, en la que obtuvo su cuarto título en la Liga Venezolana de Beisbol Profesional (LVBP), el equipo turco estrenaba su nueva sede, el estadio José Bernardo Pérez de Valencia (donde aún permanece), luego de jugar en distintas ciudades del país, desde su fundación el 26 de octubre de 1917.

El triunfo del equipo venezolano estuvo sustentado en la sobresaliente actuación de varios jugadores, entre ellos el refuerzo Gonzalo Márquez, quien a la postre se coronó campeón bate de la serie, con un promedio de 478, lo que le valió el título de “jugador más valioso del torneo”.

El trabajo del zurdo sucrense fue respaldado por el segunda base Gustavo Gil, quien alcanzó el liderato en carreras empujadas con siete.

Asimismo, destacaron en los dirigidos por el cubano Carlos “Patato” Pascual, Dámaso Blanco, César Tovar, Ray Fosse, Jesús Aristimuño y los lanzadores Aurelio Monteagudo y Orlando Peña.

En el primer juego, Magallanes ganó con pizarra de 3-1 a los favoritos Leones de Ponce, destacando el jardinero Armando Ortiz, con jonrón ante envío del estelar cubano Miguel “Mike” Cuéllar, mientras que desde la lomita sobresalió por el cuadro criollo, el también cubano Orlando Peña con trabajo completo.

En la siguiente fecha, los valencianos desataron un ataque de 17 imparables, para apalear 10-4 a los Tigres del Licey.

El 7 de febrero el Magallanes disputó una doble tanda: a primera hora contra Licey y luego contra los Leones de Ponce. Contra los dominicanos el lanzador Jay Ritchie fue la gran figura al tirar blanqueo de apenas un imparable con nueve abanicados en el triunfo naviero 4-0.

En el segundo juego, Ponce se impuso 5-4, en lo que fue la única derrota que sufrió la tropa naval en el certamen.

La cuarta victoria fue un blanqueo de 4-0 que le propinó Aurelio Monteagudo a Ponce el 8 de febrero, mientras que con otra labor completa de Peña, los turcos volvieron a dar cuenta del Licey, esta vez por pizarra de 4-3 al día siguiente.

Magallanes tomó desquite de los boricuas en el decisivo tercer choque entre ambas novenas, al derrotarlos 4-3 en extra inning, exactamente en la entrada 11, cuando Dámaso Blanco anotó la carrera del gane tras un sencillo impulsor de Gustavo Gil.

Tras la brillante actuación del cuadro venezolano, la prensa acreditada escogió a ocho de 11 representantes magallaneros en el equipo ideal: Carlos “Patato” Pascual (mánager), Orlando Peña (Pítcher), Aurelio Monteagudo (Pítcher), Ray Fosse (Cátcher), Gonzalo Márquez (Primera base), Gustavo Gil (Segunda base), Jesús Aristimuño (Campocorto) y César Tovar (Jardinero Central), siendo la máxima representación de jugadores de un equipo venezolano en la alineación ideal del clásico del Caribe en la historia del torneo.