Con bandera a media asta EE.UU. homenajeó a casi 500 mil fallecidos por Covid-19

Venezuela registra 465 nuevos casos de Covid-19 en las últimas 24 horas
22/02/2021
Venezuela registró este lunes 470 casos comunitarios y 7 importados de coronavirus
23/02/2021

U.S. President Joe Biden, his wife Jill Biden, U.S. Vice President Kamala Harris and Second Gentleman Doug Emhoff attend a moment of silence and candle lighting ceremony to commemorate the grim milestone of 500,000 U.S. deaths from the coronavirus disease (COVID-19) at the White House in Washington, U.S., February 22, 2021. REUTERS/Jonathan Ernst

El presidente de Estados Unidos (EE.UU.), Joe Biden, ordenó este lunes izar a media asta las banderas de todos los edificios federales en el país, como homenaje a los casi 500 mil fallecidos pro Covid-19.

Así lo anunció la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, quien precisó que la orden se mantendrá durante cinco días.

Tanto Biden como la vicepresidenta Kamala Harris conmemorarán la pérdida de vidas este lunes por la tarde durante un evento en la Washington, que incluirá un discurso del presidente, un momento de silencio y una ceremonia de encendido de velas, reseñaron medios internacionales.

La nación norteamericana está cerca de llegar a las 500 mil  muertes por coronavirus y registra más de 28 millones de casos de Covid-19.

Son 499.510 decesos hasta este lunes por la mañana, según datos de salud pública reseñados por agencias de noticias internacionales, aunque las muertes diarias y las hospitalizaciones han caído al nivel más bajo desde diciembre pasado.

En cifras, cerca del 19% del total de muertes por la pandemia a nivel mundial se han producido en Estados Unidos, pese que esta nación representa sólo el 4% de la población mundial.

“Estas cifras son impactantes”, señaló el Dr. Anthony Fauci, uno de los principales asesores sobre enfermedades infecciosas del presidente Joe Biden, en declaraciones al programa Good Morning American de ABC News.

“Si miras hacia atrás históricamente, lo hemos hecho peor que a casi cualquier otro país y somos un país altamente desarrollado y rico”, enfatizó.

La falta de una respuesta nacional radica en el gobierno del expresidente Donald Trump, quien dejó a los estados a su suerte sumado a los conflictos con su propios expertos en salud.

Esta realidad ha hecho que en EE.UU. la expectativa de vida se haya reducido en un año, como ocurrió durante la Segunda Guerra Mundial.